Mesa Transantiago

Mesa social por un nuevo Transantiago

Con la finalidad de incidir directamente en el proceso de Licitación de Concesión de Uso de Vías 2017 establecido por el Directorio de Transporte Público Metropolitano y la Secretaria Técnica de Estrategia y Planificación la Mesa Social por un Nuevo Transantiago inicia el 10 de septiembre de 2015 con la clara finalidad de promover un proceso de transformación profunda que impacte directamente en la política de Estado establecida para el desarrollo de la movilidad y transporte en Santiago.

Descripción

Mesa social por un nuevo Transantiago

Con la finalidad de incidir directamente en el proceso de Licitación de Concesión de Uso de Vías 2017 establecido por el Directorio de Transporte Público Metropolitano y la Secretaria Técnica de Estrategia y Planificación la Mesa Social por un Nuevo Transantiago inicia el 10 de septiembre de 2015 con la clara finalidad de promover un proceso de transformación profunda que impacte directamente en la política de Estado establecida para el desarrollo de la movilidad y transporte en Santiago.

La Mesa Social por un Nuevo Transantiago esta conformada en primera instancia por el Laboratorio de Ciudad y Territorio de la Universidad Diego Portales, en asociación con TRANSURBANO, Coalición Transporte Justo, CEDEUS de la Universidad Católica de Chile, el Departamento de Ingeniería en Transporte de la Universidad de Chile, la Escuela de Transporte y Transito de la Universidad Tecnológica Metropolitana, COSOC MTT, CONADECUS, Muévete Santiago, EMBARQ México, Gerencia de Autopista Central, FENAMET, CONUTT, Sindicatos de SUBUS y METRO S.A, Gerencia de METBUS y STP Santiago y la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores de Empresas e Interempresas del Transporte Transantiago-Chile.

Luego de cumplir 16 meses de trabajo la Mesa Social por un Nuevo Transantiago se estableció como una instancia de coordinación con el objetivo de incidir directamente en el diseño de las bases de licitación. Valorizando la experiencia de todos los actores y fomentando una convergencia de ideas y puntos de vista en una sola propuesta presentada el pasado 14 de febrero de 2017. Desde sus inicios, la Mesa Social por un Nuevo Transantiago estableció sus ideales en la noción de rediseñar el sistema de transporte público centrándolo en la calidad del servicio entregado al usuario, la revalorización del rol del conductor y su protección y el uso transparente de los recursos, para de esta forma asegurar reglas sostenibles en el tiempo correspondientes a una política de Estado capaz de trascender gobiernos y posturas políticas de turno.

Es por esto que la visión compartida constituida por la Mesa Social por un Nuevo Transantiago logró instaurar objetivos comunes basados en una asociación multi-actor y que buscaron priorizar el uso de vías bajo una lógica democrática del espacio publico, con la finalidad de promover la eficiencia en la movilidad de Santiago, estableciendo mecanismos de fiscalización a los principales actores del sistema, pero por sobre todo fomentando un sistema transparente que rinda cuentas de manera horizontal a usuarios, ciudadanía y trabajadores del transporte metropolitano.

Las propuestas co-creadas por Mesa Social por un Nuevo Transantiago radican en 6 elementos centrales de desarrollo y movilidad en la ciudad. En primera instancia se encuentran temáticas relacionadas a la “Comodidad y Seguridad de Usuarios”. En este conjunto de propuestas se acordaron lineamientos relacionados a la creación de un proveedor único de buses del sistema que funcionase como actor de coordinación entre las empresas operadoras existentes del sistema. De igual manera, se abordaron temas que consideraron el re-definimiento de los estándares y protocolos de mantención de buses, la fiscalización de los servicios de mantención de buses, el re-diseño de buses a través de proceso de participación ciudadana y la restricción de ciertas tipologías de buses de acuerdo a los aspectos funcionales presentes en el espacio de la ciudad que ocupa el servicio.

El segundo elemento central abordado y trabajado por la Mesa Social por un Nuevo Transantiago estableció el tópico de “Infraestructura y Ciudad”. En este conjunto de propuestas se acordaron normativas relacionadas a la separación del operador de buses de la propiedad de terminales con el objetivo de fomentar un modelo de transporte más transparente y asociativo entre las distintas empresas operadoras del sistema. De la misma forma, este elemento se constituyó de acuerdos relacionados a la estructuración de una red de 500 kilómetros de vías prioritarias y fomento directo a que el Estado se responsabilice por la habilitación de puntos de regulación dentro de la ciudad. Siempre teniendo como objetivo la priorización del transporte público en la gestión de la ciudad.

El tercer elemento estudiado por la Mesa Social por un Nuevo Transantiago abordó y gestionó propuestas relacionadas a la “Infraestructura y Peatones”. Aquí se establecieron medidas como la intervención en el entorno peatonal y la reorganización del proceso de mantención de paraderos. Profundizando en el elemento abordado, la Mesa acordó promover la transformación de verdaderas Zonas Pagas como Estaciones de Prepago de alto estándar al igual que una modificación estructural de estas, estableciendo cicleteros que fomenten el intercambio modal.

Como cuarto elemento de propuestas asociativas la Mesa Social por un Nuevo Transantiago estableció un “Capitulo laboral que valorice el rol del conductor y su protección”. Aquí se propusieron medidas relacionadas a procesos de certificación independientes para conductores, al igual que la promoción para que se publiquen los turnos de conducción de los trabajadores, impulsando un sistema con mayor transparencia y fiscalización. No obstante el proceso mediatorio de la Mesa sobre este elemento terminaría por implantar propuestas ligadas a la inclusión en la malla curricular de conductores habilidades de manejo socioemocional, incentivos para la incorporación de conductoras mujeres al sistema, temáticas sobre la protección y mejoramiento de la condiciones laborales de los trabajadores además de recomendaciones para la estructuración de estudios sobre reglamentación laboral y campañas para la revalorización social del rol del conductor.

La profundización en dicho capitulo demostraría el compromiso directo de la Mesa Social por un Nuevo Transantiago con las asociaciones sindicales y representantes de trabajadores en resolver y promover medidas solidas que impacten positivamente en la calidad de vida y condiciones laborales de los trabajadores.

Sin embargo, el proceso de coordinación de medidas para el rediseño del sistema de transporte público metropolitano no concluiría ahí. La Mesa Social por un Nuevo Transantiago estructuraría el elemento de “Modelo de Negocio” en su plan de funcionamiento. Aquí se buscó instaurar medidas y recomendaciones en relación a los modelos de pago establecidos para las empresas operadoras en base a la elaboración de indicadores de calidad de servicio percibido por los usuarios junto con la planificación de recorridos con datos reales de velocidad y demanda. Profundizando más en las medidas coordinadas, se alcanzaron consensos en propuestas ligadas al mejoramiento de los planes de programación de los sistemas con hora de pasada por paraderos. Concluyendo con propuestas liadas a la disposición de un sistema de arbitraje técnico e independiente para las problemáticas de gestión entre operadoras y el Estado.

El trabajo y elaboración de propuestas de la Mesa Social por un Nuevo Transantiago estructuraría como ultimo elemento en su revisión, el elemento de “Transparencia y Supervisión”, en donde se construyeron medidas relacionadas a la necesidad en implementar un Observatorio Ciudadano de la Movilidad junto con la creación de una Superintendencia del Transporte Publico que funcione como organismo de gestión y gobernanza en el modelo de relación entre los distintos actores que conforman el sistema de transporte público metropolitano.

Cabe señalar que como instancia de coordinación la Mesa Social por un Nuevo Transantiago logró organizar y fomentar consenso desde los ámbitos académicos, privados, estatales y de sociedad civil. Alcanzando propuestas y la inclusión de toda idea destinada a la promoción en las mejoras del entorno y la movilidad en Santiago. Demostrando que en un contexto de atomización y explosión de participación ciudadana como el definido actualmente en la sociedad, es posible coordinar visiones y metas diferentes logrando hacer converger todos los elementos constitutivos de un sistema que impacta de manera directa e indirecta a todo ciudadano participante del ideario del Gran Santiago.

 


CONOCE MÁS...

Dispositivos LCT
X